D
dee
dessss
deslllllllll
deslaaaaaa
deslavvvvvvvvv
deslaveeeeeeeeeeee
 
Sonar la Cueva, Bailar la Loma 
Performance en colaboración con Ulrik López y Alina Maldonado
Galeria Agustina Ferreyra en ZONA MACO PATIO
CUR. Direlia Lazo & Catalina Lozano
2021

Javier, desde el cuerpo examina el movimiento de la montaña: Explora y coreografía paisajes sensoriales relacionados a este imaginario para personificar una geografía y masa de tierra. Encarna una aparente quietud llena de vibraciones, oscilaciones, meneos, flujos y desplazamientos. Un cuerpo montaña y una montaña personaje que ejercita acrobacias contenidas.

Trabaja metodológicamente el gesto desde la incubación de estados emocionales que derivan en movimiento, en conversación con la conceptualización geográfica y formal también planteada por Ulrik en su exposición en Siembra, Kurimanzutto: El interior (cueva) en relación con el exterior (cuerpo de la montaña).

Ulrik diseña un escenario en relación al cuerpo de obra desarrolado para su exposición, la cual “aborda formalmente el interés del artista y su investigación en torno a las montañas como personajes vivos, haciendo un especial hincapié en el concepto de la montaña “artificial”, arquetípica(1); altares, peanas, etc. que simbolizan a la montaña sin necesariamente ser o estar en su cima, sino dentro de, en una progresión desde lo exterior hacia lo interior.”

Alina por su parte, en conversación directa con Javier, reproduce y mezcla en directo diferentes sonidos –rugidos, crugidos, ecos, vibraciones del interior de la montaña- del disco Ver la voces, escuchar al fuego, proyecto en colaboración entre ambos artistas (Alina y Ulrik), en el que graban en el corazón de una montaña y cueva artificial entre 2018 y el 2020."

Escenografía y vestuarios: Ulrik López
Danza: Javier Velázquez Cabrero
Sonido: Alina Maldonado
Fotos: Ramiro Chávez





Mark